lunes, 5 de febrero de 2018

Dragon Ball FighterZ…


Es toda una celebración que respeta a las generaciones que crecieron con las historias de Goku, Vegeta y compañía, pero también es una excelente entrega de combate con el potencial competitivo necesario para satisfacer a legiones de jugadores que son fanáticos del género de peleas. Es un juego de 3 peleadores relativamente sencillo, mejor dicho, tiene comandos sencillos. Para comenzar, todos los personajes, por lo general, comparten la paleta de movimientos que se desglosan en golpes de 3 magnitudes: agarres, arremetidas y poderes, así como modificadores, carreras cortas y saltos. También tiene las clásicas barras de poder que se incrementan al infligir y recibir daño y cuando te acercas al rival. Estas barras se encargan de que puedas ejecutar habilidades especiales como desvanecerte y aparecer detrás del rival, poderes especiales como un Súper Kamehameha y la activación de un aura de poder que sana a los personajes y les inyecta poder para infligir daño adicional.


En resumen, el arsenal de movimientos y habilidades de los personajes se siente completo y sólido como exponente dentro del género de peleas. El elemento que causará polémica es un sistema de auto combo que liga golpes consecutivos y habilidades especiales al presionar un par de botones. Este sistema da la impresión de haber sido diseñado para satisfacer a los recién llegados al género de peleas por la sencillez de su ejecución. Es una experiencia de gran nivel, la vistosa ejecución de grandes combos por parte de los personajes de la animación y escucharlos entonar sus icónicos gritos de batalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario