domingo, 21 de enero de 2018

Xbox One S…


Es una consola mucho más compacta que el Xbox One original. Y no solo es más compacta, es más ligera y portátil que el modelo original. Entre las características de diseño que sobresalen a primera vista está que, a diferencia del Xbox One original, Xbox One S integra la fuente de poder dentro del chasis de la consola. Esta característica facilita muchísimo su transportación, pues comparándola con el modelo original, al meterla en una mochila solo tienes que preocuparte por empacar la consola y el control, y no la consola, el control y la fuente de poder. Otra de las diferencias sustanciales entre Xbox One S y Xbox One es que la nueva consola puede colocarse en orientación vertical, una prestación fundamental si tienes poco espacio en casa o un centro de entretenimiento pequeño. Microsoft desaconseja colocarla de esta forma si no se tiene la base vertical, que se coloca justo aquí, sin embargo, revisé la página de soporte técnico de Xbox y no se indica cuál es la razón por la que lo desaconseja. En cambio, el modelo original de Xbox One solo puede colocarse horizontalmente.



se presenta como una consola con más funciones que el PlayStation 4. Xbox One S es compatible con video en 4K, tanto para películas Blu-Ray como para streaming en esta resolución. También, otro de los factores que hacen que la experiencia de juego sea superior en esta consola es que Xbox One S ofrece juegos con gráficos 4K, que ojo, no es 4K nativo, sino reescalado.  si no tienes una televisión 4K tu consola solo mostrará video en 720p o 1080p. En cambio, si la conectas a una televisión 4K podrás configurarla para que trabaje en esta resolución. Pero, y aquí están las letras chiquitas, para que Xbox One S pueda mostrar video en 4K es necesario que su televisión tenga una velocidad de refresco de imagen de 60 Hz o superior, así como conectores HDMI de alta velocidad.



0tra de las características que mejora la experiencia visual es que Xbox One S es compatible con imágenes de alto rango dinámico o HDR. Esta característica es especialmente útil en juegos con una escala de tonos oscuros alta o considerable, como Gears of War 4 o Resident Evil 7. También, Xbox One S tiene algunas mejoras de hardware respecto del modelo original. En concreto, la velocidad del GPU de Xbox One S es 7.1% más rápida que la del modelo original. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario