sábado, 27 de enero de 2018

Escoge la microSD que necesitas...


Una de las razones por las que tu smartphone podría estar lento es por el tipo de tarjeta microSD que utilizas. Muchas veces, pensamos que es culpa del fabricante o de malware instalado, pero antes de llegar a esta conclusión, vale la pena descartar lo más sencillo: la memoria externa. El peor error que puedes cometer cuando vas a comprar una microSD, ya sea para tu smartphone, cámara o tableta, es fijarte únicamente en la capacidad de almacenamiento. Debes saber que hay otros elementos en los que debes fijarte; uno de ellos es la clase de la tarjeta, sobre todo si tu teléfono es de gama alta y quieres correr juegos pesados. Posiblemente, no has elegido la clase correcta de microSD. Sé que, en ocasiones, lo más fácil es irnos por la más barata, pero ahorrar un poco de dinero, puede no traer muchos beneficios. 

La Asociación de Tarjetas SD es quien define la velocidad de tarjeta, y para ello utiliza dos términos: 

Clase de velocidad: se refiere a la calificación usada originalmente y los números definen la velocidad de la tarjeta; cuatro para 4MB/s, seis para 6MB/s o 10 para 10MB/s. 

Clase de velocidad UHS (Ultra High Speed o Ultra Alta Velocidad): aquí se usan velocidades de escritura mínimas para diferenciar las tarjetas. Por ejemplo, la clase de velocidad 1 UHS-I tiene una velocidad de escritura mínima de 10 MB/s, mientras que la clase de velocidad 3 UHS-I tiene una escritura mínima de 30MB/s. Estas calificaciones se marcan en las tarjetas microSD de cualquier marca, por lo cual, identificar sus respectivos estándares es fácil.



Si tienes un smartphone gama baja o media y tomas pocas fotografías o video HD, entonces te sugiero una microSD clase 4, esta tarjeta te permitirá correr aplicaciones sencillas de comunicación y redes sociales sin complicaciones. Si tienes un celular gama media de uso demandante o un gama alta, entonces te sugiero una microSD clase 10. Esta tarjeta te permite reproducir con mayor fluidez videos Full HD, no solo los que reproduzcas de plataformas externas, sino también los que grabes con tu celular. Si tu uso de cámara fotográfica, de video y de aplicaciones también es frecuente, entonces también fíjate que tenga certificación 1 UHS-I. Esto ayudará a que el teléfono no se tarde en tomar varias fotografías seguidas y que los videos grabados con tu celulare no se congelen en algunas partes. 



Si tienes alguno de los celulares más potentes del mercado con video 4K, procesamiento de gráficos demandantes y cámara con funciones avanzadas, entonces no dudes en comprar una 3 UHS-I 3. No obstante, este tipo de tarjetas suelen estar más dirigidas a las cámaras de fotográficas y de video. El precio de las tarjetas microSD está en función de la capacidad de almacenamiento y de la clase a la que pertenecen. Si quisieras, por ejemplo, una SanDisk Ultra microSD A1, puedes encontrar versiones de 16GB por 299 pesos mexicanos o de 128GB por 2 mil 99 pesos mexicanos. Una clase 10 de 128GB 1 UHS-I, por ejemplo, ronda los 950 pesos mexicanos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario