lunes, 3 de julio de 2017

Moto G5 plus...


Del lado derecho tenemos el botón de bloqueo, encendido y apagado y, un poco más arriba están las teclas de volumen, ambas muy al alcance del dedo índice izquierdo o del pulgar derecho. Arriba tenemos la ranura para las tarjetas SIM, y lo digo en plural porque el teléfono llega con esa opción, además de la ranura para la tarjeta microSD, que puede ser de hasta 128GB. A diferencia de la generación anterior, la carcasa trasera ya no se puede quitar, por lo menos en la versión Plus, y es por eso que tiene esta charola, además ahora usa tarjeta nano SIM y no micro SIM. Otro cambio en el diseño está en la salida de audio para los audífonos, que ahora está abajo del lado izquierdo, justo a un lado del puerto de carga microUSB.

Finalmente, pero no menos importante, está el sensor de huellas digitales, que también cambió su forma de un cuadrado a un óvalo. Esto tiene que ver básicamente con que ahora se puede utilizar en lugar de la barra de navegación de Android, es decir, puedes configurar el teléfono para eliminar de la pantalla el botón de atrás, del de home y el de multitarea y aprovechar más el espacio del display. Hay que recordar que desde la generación anterior Moto G no es sumergible, sólo resistente a salpicaduras, así que no se les vaya a ocurrir meterlo al agua, eso sí, podrán usarlo bajo una lluvia leve.



La pantalla ya no es de 5.5 pulgadas, sino de 5.2 en el caso del Moto G5 Plus y de 5 cerradas en el caso del Moto G5, al cual dedicaremos después una reseña. La resolución se mantiene en Full HD y se mejoró en la densidad de pixeles por pulgada y se mantiene protegida por cristal Gorilla Glass de tercera generación. Los colores lucen bien, cuenta con tecnología IPS, lo que brinda buenos ángulos de visión y me parece que cumple su función cabalmente, sobre todo pensando en la gama en la que se encuentra este teléfono.

El Moto G5 Plus cuenta con una pila de 3000 mAh.  La buena noticia es que cuenta con la tecnología Turbo Power y mejor todavía que en la caja viene el cargador, con el que puedes conseguir hasta 6 horas de duración de batería con sólo 15 minutos de carga. Un Snapdragon 617 de ocho núcleos a 1.5GHz a un Snapdragon 625, también de ocho núcleos, pero que ahora corren a 2.0GHz, eso sí, en la memoria RAM nos quedamos igual con sólo 2GB, cosa que tiene molestos a muchos usuarios ya que se sabe que hay versiones con más RAM, pero lamentablemente no llegarán a México. En cuanto al almacenamiento tenemos 32GB para la versión disponible en México, que es el doble de lo que teníamos el año pasado.



El sensor pasó de los 16 megapíxeles en el Moto 4 Plus a los 12 en el nuevo Moto G5, pero ojo, esto no es necesariamente malo, pues más megapíxeles no necesariamente es más calidad sino imágenes más grandes. El Moto G5 tiene cámara con sensor de 12 megapíxeles y ahora con un lente que tiene una apertura de diafragma de 1.7, que permite que entre más luz. En el Moto G4 la apertura es de 2.0. Además, Moto incluyó la tecnología Dual Autofocus Pixel, lo cual permite hacer enfoques mucho más rápido. Las imágenes con luz natural salen bastante bien, incluso si el sujeto se está moviendo, eso se debe en parte gracias a la tecnología Dual Autofocus Pixel.



No hay comentarios:

Publicar un comentario