jueves, 27 de julio de 2017

Cámara 360fly 4K…



Es una especie de poliedro de color negro. Sus controles son sencillos: sólo hay un botón. Presiona y mantén presionado para encender o apagar la cámara y presiona brevemente para iniciar y detener la grabación. Tiene dos LED, uno alrededor del botón solitario de la cámara, y otro alrededor de la base. Estos cambian de color de azul a rojo cuando se inicia la grabación. Es un indicador visual claro, y lo suficientemente brillante como para poder ver el cambio de color en la luz del sol. Algo que puede molestar es que no hay manera de intercambiar los 64GB de almacenamiento, ni se puede cambiar la batería. Así que una vez que se queda sin carga, tendrás que esperar hasta que la cámara se recargue de nuevo con su módulo. Esta dura alrededor de una hora de uso. Un detalle interesante es que es resistente al agua y polvo, se puede sumergir hasta 10 metros. La 360fly 4K tiene una sola lente en su parte superior, lo que significa que esta cámara no puede capturar una imagen esférica verdadera. Lo que obtienes es una imagen de 360 grados horizontalmente y 240 grados verticalmente. En caso de que quieras grabar contenido para VR este puede ser un gran problema. La 360fly es una de las mejores cámaras de 360 grados. Si bien, no registra una imagen esférica verdadera, produce algunos de los mejores videos de todas las cámaras de su categoría. Además, su aplicación móvil es genial en materia de conectividad ya que puedes controlarla con algún teléfono.



No hay comentarios:

Publicar un comentario