domingo, 27 de marzo de 2016

Moto X Force…



El teléfono físicamente es muy similar al Moto X Style y en características, son muy parecidos también, tengo que decir que el X Style me parece estéticamente más atractivo pero el X Force está hecho para la vida ruda.  En la parte delantera tenemos una cámara frontal de 5 MP con un Flash LED, algo que no todos los teléfonos tienen. Dos bocinas frontales en la parte de abajo que si bien no son las más potentes les doy una calificación aprobatoria sobre todo porque en el volumen máximo no se pierde nitidez el audio. Los bordes son metálicos y en la parte de arriba es donde tenemos la entrada de audífonos y la bandeja para microSD y Nano SIM.

La cubierta trasera puede ser de cuero, de nylon o de plástico suave lo cual influye en el precio del teléfono, personalmente me parece que la de cuero es la que más luce pero por ahorrarse unos pesos la de plástico suave no es para nada una mala opción.  La cámara es de 21 MP y a grandes rasgos me parece satisfactoria pero no sobresaliente, la cámara de un Motorola es lo justo para un teléfono de tal precio pero no la razón principal por la que quisieras tener uno. Para empezar la interfaz de la aplicación es demasiado básica y no permite la creación de fotografías con efectos originales.

El procesador Qualcomm Snapdragon 810 de ocho núcleos (Quad-core 1.5 GHz + Quad-core 2 GHz) junto con los 3 GB de RAM, hacen del teléfono un equipo súper veloz aunque tengas muchas aplicaciones abiertas o tengas en curso aplicaciones con gráficas demandantes.  En el modelo de 64 GB le quedan 53 GB disponibles para el usuario, lo cual no está nada mal pero si tienes el de capacidad de 32 GB es muy probable que después de tres o cuatro meses necesites utilizar la microSD que en teoría soporta hasta 2 TB, pero la realidad es que por el momento sólo podrás conseguir de 200 GB como máximo. 


Los dos pilares más fuertes del Moto X Force son la resistencia y la batería, este celular es repelente al agua (no sumergible) así que no lo vayas a llevar al límite en este sentido, pero lo interesante es que tiene una pantalla anti-astilladuras o ShatterShield y es exclusiva de Motorola, y después de probarla sin duda resultó ser más resistente que cualquier Gorilla Glass que haya probado antes.  La pantalla está hecha de cinco capas: dos de cristal para proteger de abolladuras, rayones o evitar que se estrelle con un impacto. Luego tiene una pantalla táctil doble, esto para que en caso de que se caiga de una forma muy fea y se llegue a dañar la primera pantalla touch, entre en funcionamiento la segunda y no tengas que ir a que te cambien todo. Luego está la capa AMOLED flexible y al final un marco rígido de aluminio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario