lunes, 16 de noviembre de 2015

Samsung Galaxy S6 edge+…


Su diseño está 100% inspirado en su antecesor, incluso, si no fuera por el hecho de que esta versión “plus” es notablemente más grande que el S6 Edge normal, hasta podríamos decir que se ven como el mismo teléfono. La pantalla ahora es de 5.7 pulgadas, afortunadamente en la anchura no hay un crecimiento abismal, por lo cual, se puede sujetar con mucha firmeza con una sola mano. El principal atractivo de la línea Edge es la curvatura de su pantalla por ambos lados y sí se ve muy original pero tampoco creo que sea lo que más vas a disfrutar del teléfono.

Los principales atractivos del teléfono es la pantalla, resolución QHD (1440 x 2560 pixeles) con 518 ppi y tecnología Súper AMOLED para un despliegue de colores que hace que no importa si es un video precargado, de YouTube o uno que tú mismo grabaste con tu cámara, se vea impecable. Como extra también es importante decir que cuenta con Gorilla Glass de 4 generación en el cristal de atrás, razón por la que no se raya tan fácil. El teléfono integra una cámara de 16 megapíxeles que funciona muy bien tanto de día como de noche, incluso cuenta con un modo manual para poder tomar fotografías con características muy específicas que aquellos que apreciamos el arte de la imagen y dominamos los conceptos básicos de la foto –sin ser profesionales– disfrutaremos infinitamente. La cámara frontal también funciona perfecto con sus 5 megapíxeles.

Cuenta con un procesador Exynos 7420 de ocho núcleos (1.5 GHz + 2.1 GHz) y una memoria RAM de 4 GB, lo cual es probablemente más una estrategia de mercadotecnia por intentar ser “el primero” o “el más poderoso” pero creo que en experiencia de usuario se sentía igual de veloz que modelos anteriores con 3 GB de RAM, sobre todo porque tampoco hubo una evolución abismal en el software del teléfono. En contraste, el teléfono no ha logrado solucionar por completo el problema de sobrecalentamiento que se siente en la parte trasera después de un rato de uso, y es que si bien lo sentí con menos intensidad que en el S6 Edge, aún es un tema que despierta desconfianza en los usuarios a los cuales me gustaría decirles que para su tranquilidad, fuera de un tema de temperatura, el teléfono no se traba o se reinicia a causa de esto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario