miércoles, 29 de julio de 2015

Lo que viene con Windows 10...


Esperando la llegada de Windows 10 a sus ordenadores, pues con esta nueva versión del sistema operativo se marca el fin del Windows como lo conocemos, ya que para la compañía se convertirá en un servicio del que todos los usuarios actuales de Windows 7 y 8.1 podrán disfrutar sin algún costo. Cuando Microsoft anunció Windows 10, 'saltándose' la versión 9 del sistema operativo, todo el mundo esperaba que redimiera sus errores con un producto sobresaliente y por mucho una mejor opción que Windows 8.1. No se pasó a Windows 10 por el número ni para evitar confusiones, pues en lo que respecta al número de build, ya le correspondía.

Las características más destacables de Windows 10 son el regreso del menú inicio, quizá no como lo conocíamos en Windows 7, pero al fin y al cabo estaría de vuelta en la misma pantalla de escritorio y con extras de personalización. El usuario ahora podrá iniciar sus programas de la forma que conocía, pero también añadir aplicaciones modernas a su menú inicio. Además de la nueva vista multitarea que surgió de una combinación entre su versión para móviles y el funcionamiento de las teclas Alt+Tab, el sistema operativo trajo consigo los escritorios virtuales para ofrecernos una mejor organización, una característica desde hace tiempo presente en sistemas operativos Linux. Pero las cosas no se quedarían ahí, pues Microsoft anunció que esta versión cambiaría por completo la forma de operar un dispositivo diferente. Se trataba de las Aplicaciones Universales, las cuales funcionarían entre diferentes dispositivos y plataformas sin tener qué modificar su código.

Una de las funcionalidades más sobresalientes de Windows 10 es la compatibilidad del inicio de sesión con la información biométrica de una persona, gracias a la introducción de Windows Hello. Esta sería la nueva oportunidad de Microsoft para reforzar la seguridad de su sistema operativo, pues para acceder se requiere hacer uso de la tecnología de reconocimiento facial.  El usuario se puede permitir convertir un teléfono con Windows 10 en una computadora de bolsillo que puede conectar a pantallas mediante conexiones USB 3.1, compatibles con USB-C. No es que Microsoft se haya conformado con esto, pues le fue añadiendo valor a Windows 10 con la introducción de pequeñas funcionalidades que significaron bastante. Desde permitir la descarga de actualizaciones vía P2P para agilizar el proceso, hasta mover aplicaciones a un dispositivo externo con el objetivo de reducir la dependencia hacia el disco duro.

Mucho tiempo se especuló sobre la llegada de un nuevo navegador con el cual Microsoft pretendía deshacerse de la mala fama que acarreaba Internet Explorer. Cuando anunció Edge, todo el mundo aplaudía su funcionamiento y rapidez con la que cargaba páginas, además de ciertas características que mejorarían la experiencia del usuario. Por un lado, los de Redmond presumían sus pruebas para dar a conocer el potencial de Edge, el cual sería un nuevo contendiente a vencer, pues se confirmó que en el futuro ofrecerá soporte para extensiones de Chrome y Firefox. Esto y el ser una Aplicación Universal que también correrá en teléfonos móviles con Windows 10 y consolas Xbox One, le da suficiente potencial para competir con los principales navegadores del mercado. Conforme fue surgiendo una nueva versión del sistema operativo a través de Windows Insider, el navegador Edge mejoraba e introducía nuevas características que a la larga le convertirían en la principal opción de muchos, por no mencionar el gran parecido de su logo al del sustituido y aún remanente en el sistema operativo, Internet Explorer, para guardar parecido.



No hay comentarios:

Publicar un comentario